Síguenos y entérate de nuestras informaciones al instante:

Gary Sánchez y su retorno tras un año para el olvido

Por Diario Libre - 09 de julio, 2019 - Artículo Original
Gary Sanchez
Gary Sanchez
Este martes por la noche, el dominicano Gary Sánchez estará detrás del plato en el Progressive Field de Cleveland como el receptor titular de la Liga Americana para el Juego de Estrellas, gracias al apoyo que recibió en el voto de los fanáticos. Nathalie Alonso escribe en MLB.com sobre el receptor quisqueyano.

Se trata de un giro de 180 grados para un jugador que venía de una temporada tan decepcionante que, desde el punto de vista de algunos aficionados de los Yankees, merecía perder el rol de catcher titular.

Sánchez, quien a sus 26 años disputa su quinta temporada de Grandes Ligas, ingresó a la lista de lesionados dos veces en el 2018 por una dolencia en la ingle derecha. También se vio afectado por una lesión en el hombro izquierdo por la que tuvo que ser operado durante el invierno. Finalizó la campaña con promedio de .186, 18 cuadrangulares y 53 remolcadas en 89 partidos por Nueva York.

Ya todo eso es pasado.


“Me siento bien, que he podido volver al Juego de Estrellas después de tener un año malo el año pasado”, expresó Sánchez, quien fue convocado a su primer Clásico de Media Temporada en el 2017.

Ser titular en esta ocasión hace la experiencia aún más gratificante.

“Es algo muy especial que los fanáticos pudieron votar por mí”, dijo Sánchez. “Me dieron ese apoyo. Me siento muy feliz de poder estar en la alineación [el martes]”.


Los números indican que es un honor merecido. Este año, Sánchez ha lucido más como el bateador que causó sensación en el 2016 al empalmar 20 jonrones en 53 juegos de Grandes Ligas por los Yankees y que fue una revelación en el 2017 al sumar 33 bambinazos y 90 carreras producidas en 122 juegos.

Ahora mismo, el oriundo de Santo Domingo encabeza a los receptores de Grandes Ligas con 24 jonrones y 43 carreras producidas y está en posición de fijar marcas personas en ambas categorías.

Quizás más impresionante ha sido su repunte en cuanto a la defensa se refiere. Luego de encabezar las Grandes Ligas en pasbols las últimas dos temporadas (tuvo 16 en el 2017 y 18 en el 2018), Sánchez llegó al receso del Juego de Estrellas este año con apenas cinco.

Sánchez atribuye la mejoría en ese sentido al trabajo que ha hecho con el coach de receptoría de los Yankees, Jason Brown.

“He trabajado mucho con Brownie”, dijo Sánchez. “Me ha ayudado bastante a recibir la bola fuera de la zona”, dijo Sánchez. “Tenía debilidad ahí”.

Estar en salud ha sido clave.


“Este año me siento muy saludable”, dijo Sánchez. “Y ya ésto es un año nuevo. El año pasado quedó atrás para mí”.
Diario Libre

Suscribirte al Club

Recibe todas nuestras novedades inmediatamente en tu correo electrónico.