Gary está decidido a silenciar a sus críticos

Por Alfre Álvarez / Con Las Bases Llenas - 15 de marzo, 2021

Gary Sánchez parece ser un hombre nuevo en el 2021. El receptor quisqueyano de los Yankees de Nueva York ha entrado a esta temporada de Grandes Ligas con la misión de mejorar sus habilidades y poder mostrarle al mundo del béisbol de qué está hecho.


Quizás, el primer cambio que Gary sintió que era necesario hacer fue mental y un indicador pudiera ser la canción que ahora utiliza cuando viene a batear, la cual tiene la frase: “Lo que digan no me importa”. Es un tema del cantante boricua Bad Bunny y el título de este sencillo es “Yo visto así”.


Las críticas a Gary no han llegado solamente por su defensa, con la cual ha sido altamente criticado por los muchos pass ball que ha cometido, sino que la pasada contienda también fue por su bate, con el cual apenas produjo para .147, lo más bajo de un jugador de posición titular.


¿Dónde está el Gary Sánchez del 2016 y 2017? ¿Será que lo volvemos a ver en el 2021?


Los primeros pasos del receptor dominicano fueron entrenar muy duro en su tierra natal y luego sumarse a las filas de los Toros del Este, con los que jugó por 15 encuentros y en ellos pegó dos jonrones y 13 imparables.


“Yo siempre estoy trabajando en la defensa completa. Siempre lo quiero hacer bien en todas las áreas. Me siento muy bien ahora mismo recibiendo y tirando”, dijo Sánchez.


En el 2019, Gary parecía haber tenido una mejoría defensiva. En esa temporada, Sánchez cometió siete pass balls en 90 juegos detrás del plato. Sin embargo, la pasada campaña, tuvo cinco en 41 partidos.


No todo sobre la defensa del “Kraken”, como le dicen a Sánchez, es malo. Su salto detrás del plato ha estado entre los 10 mejores de las Grandes Ligas desde que llegó al equipo grande. Su brazo también se encuentra entre los 10 más fuertes del béisbol, con una velocidad promedio de 85 mph de home a la segunda base, Sánchez incluso fue el líder en 2016 en todas las Mayores, alcanzando las 86 mph según Baseball Savant.


Existen jugadores que las críticas tanto de fanáticos en redes sociales como de periodistas terminan impactando su mentalidad, no se sabe si Gary es uno de ellos, pero pareciera que la idea de olvidarse de lo que puedan decir de su persona como dicen la canción que ahora utiliza en sus turnos al bate, y enfocarse en lo que sabe hacer, es una buena aptitud.


No obstante, yo creo que le debe importar lo que han dicho de él, porque esto ha sido basado en cosas reales, pero el tener la idea de poder bloquear el ruido de afuera y concentrarse en hacer las cosas bien, puede ser el primer paso para conseguir que finalmente, el mundo de las Grandes Ligas pueda ver la mejor versión de Sánchez, una que está al doblar de la esquina y que los Yankees necesitan más que un vaso de agua en el medio del desierto.

Suscribirte al Club

Recibe todas nuestras novedades inmediatamente en tu correo electrónico.